De qué vamos

Un tío cuyo abogado defenderá como enajenado mental, decide que toda esa gente que no piensa como él y por ende es una amenaza – una conclusión logiquísima a todas luces, por favor -, debe morir. Prepara explosivos, armamento. Se lanza a la aventura y ala, a aniquilar chusma. Como máximo, a este elemento que … > seguir leyendo