No entiendo a los humanos

Una vez sentiste cosas. Cosas intensas. Tanto que no sabías si eran buenas o malas para ti. Entonces eras una persona pasional, llena de deseos, de ganas, de fuerza, de ilusión. El mundo siguió girando, los días pasando y tú, haciéndote mayor. Durante todo ese tiempo, como no tenías una burbuja de cristal en la … > seguir leyendo