No hacen falta sus manos

Se siente tan confiada, tan segura… Hace ya un tiempo que me vengo fijando en lo que hace. Y en lo que dice. Más en sus formas, incluso. En cierto modo me produce admiración. Por su capacidad y sus recursos para que él haga siempre todo lo que quiere y que además, si sale mal … > seguir leyendo

Llegando al final

Ahhhh… Qué silencio. Qué paz. Ahhhh… Así que es así… Me despierto en medio de la noche, como la mayoría de los hombres de mi edad, con alguna prisa por llegar al baño. Cuando tienes sueño, lo mejor es sentarse y tomárselo con calma. Echo de menos el cigarro que antes consumía durante este rato. … > seguir leyendo

No entiendo a los humanos

Una vez sentiste cosas. Cosas intensas. Tanto que no sabías si eran buenas o malas para ti. Entonces eras una persona pasional, llena de deseos, de ganas, de fuerza, de ilusión. El mundo siguió girando, los días pasando y tú, haciéndote mayor. Durante todo ese tiempo, como no tenías una burbuja de cristal en la … > seguir leyendo

Aprendí a no ser

Nació en un entorno complicado. Se crió entre gritos, palizas, sangre y morados. Sus primeros años fueron de temor por lo que había en casa y de esperanza por encontrar algo mejor fuera. Cuando creció, la suerte no cambió y “voluntariamente” cayó en lo que había vivido desde niña. Entonces, sus tornas giraron 180º y … > seguir leyendo