En el año que nací

De una canción salen miles de pensamientos. Aveces irrevelevantes -las menos, por cierto-. Pero generalmente una canción, siendo algo impalpable (físicamente al menos que estés incrustad@ en el subwoofer), produce muchas más sensaciones y pensamientos que el resto de las percepciones corporales de cada día rutinario. Hoy -el por qué no se sabe-, esta canción … > seguir leyendo